Sigue a Trendenciasbelleza

plancha.jpg

Igualmente que limpiamos la plancha para evitar que se nos pegue a la ropa, también es muy importante realizar lo mismo con las placas de la plancha que utilizamos para alisar nuestro cabello. Es más, si habitualmente nos echamos productos alisantes o de aquellos que nos protegen del calor, este aseo hay que hacerlo cada vez que la usemos.

Las planchas para el pelo siempre hay que limpiarlas cuando estén frías para evitar quemarnos y aunque parezca obvio no hacerlo nunca cuando esté enchufada. Si la usas a menudo y no te echas nada en el pelo con hacerlo cada tres o cuatro usos será suficiente. En este caso bastará con un trapo que no suelte pelusa y que esté ligeramente humedecido.

Por el contrario si habitualmente te aplicas productos en el pelo y quedan residuos en las placas lo mejor será desarmarla (si tiene esta opción) y limpiar las placas de cerámica a mano. Yo utilizo una toallita desmaquillante para limpiarla, lo ideal es hacerlo después de utilizarla cuando las placas están tibias, así evitas que los productos se sequen. Nunca utilices herramientas metálicas, podrías rayar las placas, si te cuesta limpiarla vuelve a encenderla y apagarla, espera que se quede templadita y pasa de nuevo la toallita o similar.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios