Las ojeras y bolsas en los ojos pueden ser sexys... ¿o no?

Sigue a

Asia Argento

Pensando en qué cosas puedo mejorar en este año que acabamos de estrenar hace dos días, me he dado cuenta de que quizá empieza a ser un buen momento para aligerar cargas y aprender a aceptar esas partes de mí que no van a cambiar sustancialmente, por más que me empeñe.

Me refiero (de momento) a las bolsas y ojeras, que sin ser exageradas, me acompañan diariamente, por más que me aplique geles fríos, correctores, iluminadores, aceites o tratamientos varios.

Es cierto que unos buenos hábitos como no fumar, reducir el consumo de alcohol y una dieta baja en sal o en grasas ayudan a atenuar su aspecto, pero no siempre podemos dormir 8 horas (trabajo, estudio, niños… ¡La vida!), además hay otros factores genéticos, hormonales, o como es mi caso derivados de alergias, que hacen que por más que nos cuidemos siempre luzcamos los párpados inferiores un poco más hinchados y oscuros de como se supone que marcan los cánones de belleza.

¿Vale la pena intentar disimularlos-eliminarlos a toda costa? ¿Acaso no se puede estar guapa igualmente? Mientras me hago estas preguntas me viene a la mente inmediatamente la imagen de la guapísima actriz italiana Asia Argento, que desde muy jóven ha lucido una mirada enigmática, penetrante y rodeada de unas hermosas ojeras, que suele pasear orgullosa tanto en películas como en festivales de cine. Casi podría decirse que son sus señas de identidad.

Natalia Verbeke

Personalmente me parece que le dan un toque muy sexy, a lo femme fatale, pero también pueden quedar igual de bien en un rostro angelical y fresco como el de Natalia Verbeke, que aunque suele lucir looks impecables, tampoco abusa de correctores y muestra unos párpados delicadamente hinchados, con toda naturalidad.

Monica Bellucci

La belleza de Mónica Bellucci no se ensombrece ni un ápice, por más que su maquillaje nos permita vislumbrar ojeras, bolsas e incluso patas de gallo. Un poco de iluminador da un efecto natural y favorecedor, pero si nos pasamos intentando tapar más allá de nuestras posibilidades, podemos acabar con el antiestético efecto “oso panda” o resultados incluso peores.

Macarena Gómez

Macarena Gómez no solo no intenta ocultarlas, si no que le gustan muchísimo, según ha declarado en alguna entrevista:

Me encantan mis piernas. Y, por cierto, también mis ojeras. Son hermosas y perennes.

¡Esa es la actitud! bueno, sí, reconozco que a mí todavía me queda un trecho para conseguirla, pero todo es empezar. Quiero convertir mis cuidados en un placer, no en una preocupación, y que mejor forma que empezar a disfrutar de todo, de lo que se puede ir cambiando y de lo que permanece para siempre, acompañándonos en el tiempo.

Cate Blanchett

Por último una portada de la maravillosa Cate Blanchett, luciendo una piel acorde a sus entonces 42 años (muy bien conservada, eso también hay que decirlo) para la revista Intelligent Life, que decidió renunciar al Photoshop para mostrarnos la impresionante belleza de la actriz al natural. Será que me está afectando el paso de los años, pero ¿No os parecen adorables esas líneas finas y difuminadas debajo de sus ojos azules?

¿Qué pensáis? ¿Vale la pena seguir luchando contra las ojeras? Tampoco es cuestión de dejarlas campar a sus anchas, por mi parte seguiré bebiendo mucha agua, desmaquillándome con aceite de jojoba, durmiendo con la cabeza un poco elevada, comiendo con poca sal e hidratando la zona, pero a partir de hoy firmo un pacto de convivencia ellas. Después de todo… si no puedes con el enemigo ¡Únete a él! y bien mirado, tampoco quedan tan mal ¿No?

Fotos | Gtres | Intelligent Life
En Trendencias Belleza | 10 contornos de ojos que hemos probado

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios