Sigue a

Tatuaje cosmético

Puede que bajo esta denominación no os suene pero seguro que habéis oído hablar del tatuaje cosmético, léase micropigmentación o delineado permanente. Es una práctica que se utiliza sobretodo para subrayar una linea en el rostro que queremos mantener siempre ahí, dándole más contraste.

A través del mismo tipo de agujas y la misma técnica que el tatuaje tradicional, la persona experta (más vale que sea buena) va aplicando pigmentos bajo la primera capa de la piel, la más externa, y se va dibujando la linea deseada que quedará marcada para siempre.

El contorno de labios, la linea de los ojos o las cejas son los ejemplos más comunes de estos tatuajes que dan grima a muchas de nosotras. Las que se han sometido a ello están casi siempre encantadas y afirman haber soportado la operación muy bien. Ten en cuenta que en una sola sesión no se consigue: habrá más de una.

Más allá de subrayar con negrita estas lineas faciales, la ventaja es poder modificarlas. Si deseas una ceja más larga, con una forma imposible porque el pelo de tu ceja no lo permite o engrosarlas, el tatuaje cosmético lo puede hacer realidad.

Floral

Cadena

Mujeres con labios finos, o con un labio más fino que el otro, puedes recurrir al tatuaje para modificar visualmente la linea de la boca. Y si siempre quisiste un lunar en la mejilla, ahora ya sabes cómo tenerlo permanentemente.

Son zonas del rostro delicadas y muy visibles: doble motivo para ponerse en manos de un profesional con reputación intachable. Si no le sale bien la comisura de los labios, vas a llorar un montón hasta que lo arreglen. Medítalo bien antes de lanzarte.

Aunque no todo es para el rostro. En el cuerpo, puede hacer maravillas para disimular una cicatriz. Si te han practicado una cesárea o alguna operación similar, en las dos fotos superiores ves un ejemplo de tatuaje cosmético pensado especialmente para esa zona.

¿Te atreverías?. Yo quisiera tatuarme la linea de los ojos pero … ufff. He visto un par de cerca y estoy acostumbrada a llevar la linea de un negro intenso: creo que acabaría repasando el tatuaje con el perfilador.

En cuanto a los labios, el perfilado oscuro de la boca no me ha gustado nunca. En cambio, una amiga se lo hizo en el labio superior porque no tenía casi pigmento (no se veía la linea natural) y era más fino que el inferior: el tatuado le favorece muchísimo. Cada caso, un mundo.

Foto | cirugiaplasticamoderna.com, Instituto Javier de Benito
En Arrebatadora | Los tatuajes ¿embellecen o afean?. Cuidado con el tamaño, Los tatuajes lumbares y la epidural

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios