Rostro más definido eliminando las bolas de Bichat

Sigue a Trendenciasbelleza

bolas-de-bichat

Para las personas que tienen un rostro redondo, regordete o poco definido y quieren que los relieves de su cara sean más visibles deben saber que una de las cirugías que solucionan este problema es la extracción de las bolas de Bichat que son unas bolas de grasa que se encuentran en las mejillas.

Con la extracción de las bolas de Bichat se consigue que se marquen más los pómulos y que se afine el rostro. Para ello es fundamental saber si nuestra cara sufre muchas variaciones cuando bajamos de peso, ya que hay personas que a pesar de estar delgadas su cara sigue siendo redondita y rechoncha, en cambio otras personas que en su dia se quitaron las bolas de bichat y más tarde adelgazaron vieron que habian cometido un error en quitárselas.

Al quitarse estas bolas las mejillas se ven ligeramente hundidas creando un efecto más afinado, y atractivo, pero ojo, no es oro todo lo que reluce.

Debes tener en cuenta la forma y tamaño de la mandíbula. Imagina que tienes una mandíbula prominente y te quitas las bolas de Bichat, pues esa mandíbula se marcará más y el resultado puede ser horrible, a no ser que tengas un rostro algo más rellenito.

Por ello cuando se toma una decisión así (nunca a la ligera) hay que saber si estamos en nuestro peso ideal o que consecuencias puede tener su extracción.

Y las consecuencias no pueden ser sólo estéticas, como toda cirugía tiene un riesgo. Esta grasa que se elimina se encuentra entre el músculo masetero y el buccinador, por lo que en la intervención el cirujano debe tener realmente un sumo cuidado para no incidir en los nervios faciales y provocar así una parálisis.

A veces también se puede producir una pequeña infección en la zona, no quiero ser dramática pero es mejor estar informado cuando se trata de este tipo de operaciones y no hacérselas a la ligera. Los síntomas más comunes después de la operación son hematomas e hinchazón, que durarán las primeras semanas.

Los resultados reales no se ven hasta pasados unos meses así que si te ves la cara hinchada ten paciencia el rostro debe ir adaptándose poco a poco, y no olvidemos que siempre tenemos que ponernos en las mejores manos, en este caso lo ideal es un cirujano que sea especialista en cirugía maxilofacial.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios