Blanqueamiento de dientes con bicarbonato

Síguenos

dientes blancos con bicarbonato

El blanqueamiento dental es un tratamiento que no suele estar al alcance de muchos y ya que a todos nos gustaría tener una sonrisa profident, este es mi consejo para blanquear los dientes con bicarbonato.

Después del cepillado de por la noche, coge un pañuelo de tela y enrollatelo en dos dedos. A continuación, vierte un poco de bicarbonato sobre la superficie húmeda del pañuelo y empieza a frotar diente por diente como si estuvieses haciendo una exfoliación de la cara. Después sólo queda enjuagarte la boca con agua o agua y bicarbonato, y esperar a que en un tiempo los dientes se comiencen a blanquear.

La fricción de los dientes con el bicarbonato, también se puede hacer con un cepillo como ya nos comentó Nuria, pero para mí es más cómodo con el panuelo. Utilizando el pañuelo, los gránulos de bicarbonato no se caen, mientras que si se pone éste directamente sobre el cepillo, sus gránulos se van colando entre las cerdas hacia el interior del cepillo.

Si se repite periódicamente este gesto (una o dos veces por semana) se puede mantener la sonrisa brillante, pero si lo dejamos, con el tiempo el esmalte se volverá amarillo porque con el cepillado diario no es suficiente para mantener los dientes blancos.

En Arrebatadora | Dientes mas blancos, Pros y contras de los blanqueadores

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios