Combatir los ojos rojos

Síguenos

bloodshot.jpg

Los llamados “ojos inyectados en sangre”, con las venas rojas muy evidentes, tienen varias causas, entre ellas el consumo de alcohol y la falta de sueño, pero también las lentillas, exposición al humo, restregar los ojos demasiado, alergias, aire acondicionado, demasiadas horas ante una pantalla de ordenador etc.

Si tienes el ojo seco de por sí deberías consultar al oftalmólogo para que te recete un tratamiento adecuado, además de usar un humidificador, que hace maravillas también para casos de alergia. No es muy conveniente abusar de colirios, puesto que pueden lograr el efecto contrario, es decir, irritar más el ojo.

No olvides hacer descansos entre sesiones de trabajo en el ordenador, quitarte las lentillas al llegar a casa, no permanecer demasiado tiempo en ambientes llenos de humo, descansar adecuadamente y no abusar del alcohol. Es decir, consejos de sentido común que redundarán en beneficio de tus ojos.

También es muy bueno lavar el ojo con suero fisiológico especial para lentillas, que te aliviará bastante sin irritar. Otra opción natural más es echar agua sobre los párpados cerrados, lo que ayudará a reducir el volumen de las venitas, que también podéis hacer aplicando una compresa de hielo.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios