Cosas que no deberías hacer si estás nerviosa

Síguenos

tocando el pelo al compañero

Cuando estamos nerviosos nos dan una serie de impulsos que no podemos controlar y muchos de ellos no son nada buenos. A parte de mover la pierna, nos da por comernos las uñas, los padrastros, los labios, rascarnos algún grano e incluso chupar o tocarnos repetidamente el pelo. Cada una de estas acciones tiene sus consecuencias y se debería intentar acabar con estas cosas que no deberíamos hacer si estamos nerviosos.

  • Rascarse los granitos o cualquier parte del cuerpo puede producir heridas que tardan en cicatrizar, ¿quién no tiene alguna herida de un granito rascado durante la varicela? Así que si te das cuenta de que te estás rascando, cambia la uña por la yema del dedo, así al menos no se producirán heridas y no tendrás la marca del granito de por vida.
  • Picar entre comidas no es algo normal, porque haciendo 5 ingestas diarias de alimentos, no tiene por qué entrar hambre fuera de esas horas. De todas formas, si te entran ganas de comer entre horas, toma agua, tes o chicles sin azúcar para saciar esa ansiedad y no engordar.
  • El hecho de morderse las uñas puede derivar en alguna enfermedad por el transporte de gérmenes a la boca que se ocultan bajo las uñas o al revés, llevando a la hinchazón del dedo y en casos extremos pus. Cuando las uñas se muerden repetidamente también se pueden provocar hemorragias y hasta la pérdida total de la uña en el peor de los casos. Así que si quieres llevar las uñas bien arregladas, debes conseguir vencer este hábito y si no puedes sóla, puedes ayudarte de los esmaltes con sabor amargo, poniéndote tiritas en los dedos, uñas postizas, pintándote las uñas y si aún con todas estas cosas no puedes, intenta tener siempre a mano una lima para los piquitos tentadores de las uñas.
  • Morderse los labios también es otro gesto muy corriente y malo para los labios. Las pielecillas que aparecen con los labios secos y agrietados son muy jugosas y siempre intentamos quitarlas. En este caso, el hecho de quitar las pielecillas de los labios cortados provoca que éstos se corten más. Para evitar morder los labios cuando estan secos, hay que procurar llevar siempre puesto algo de bálsamo labial.

Soy consciente de que es muy difícil quitarnos estas manías, porque cuando estamos nerviosos todos hacemos estas cosas inconscientemente, pero hay que estar atento a cuando lo hagamos, corregirlo.

Vía | Blog moda
Foto | clspeace en Flickr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios