Cuidados de la piel en invierno

Síguenos

cuidados piel invierno

Con la llegada del frío y de las bajas temperaturas, nuestra piel va a comenzar a sufrir más de la cuenta, especialmente nuestro cutis ya que se trata de una de las zonas donde la piel es más fina y por tanto una de las zonas que más va a acusar estos cambios.

Además es obvio recordar que se trata de la única parte de nuestro cuerpo expuesta directamente a la lluvía, frío o nieve, por lo que debemos pensar muy seriamente en los cuidados que necesita nuestra piel en invierno si no queremos que las arrugas y la deshidratación hagan mella en nuestro rostro.

Lo primero que debemos tener claro es que no todas las pieles necesitan los mismos cuidados, ni si quiera lo necesitan con la misma frecuencia por lo que será esencial enfocar los cuidados según el tipo de piel que tengamos.

Cuidados de la piel sensible en invierno

Todos los tipos de pieles sufren especialmente durante esta época del año pero si hay un tipo de piel que lo pasa realmente mal es la piel sensible, principalmente debido a los bruscos cambios de temperatura.

Estos cambios de temperatura en las pieles sensibles a menudo repercuten en rojeces e incluso pueden derivar en afecciones más serias como la cuperosis o rosácea.

Todo tipo de piel puede sufrir problemas de sensibilidad por lo que extremar las precauciones será esencial en todo tipo de pieles (seca,mixta o grasa). Una de ellas será tener siempre a mano una crema hidratante especial para pieles sensibles, cuya aplicación deberás repetir periódicamente siempre que notes la piel tirante o seca, síntoma principal de que nuestra piel está sufriendo.

Cuidados de la piel seca en invierno

En muchos casos (no todos) el problema de sensibilidad en la piel va asociado a una piel seca y deshidratada, por lo que en el caso de que poseas una piel seca deberás también extremar las precauciones.

Nunca debes descuidar la hidratación, siendo recomendable que te apoyes en cremas nutritivas o compensadoras que aportan un extra, ideal para que nuestra piel recupere el equilibrio y la deshidratación.

Por lo general este tipo de crema suele ser muy untuosa para que deje en nuestro cutis una especie de segunda piel protectora, por lo que su utilización es básica para las pieles secas en invierno.

Cuidados de la piel mixta en invierno

Las personas de piel mixta no deben descuidar tampoco la hidratación y los cuidados de su piel. Si bien no necesitan hidratar su cutis con la misma frecuencia que una piel seca o deshidratada no deben olvidar ciertas zonas de su cutis, especialmente las mejillas que suelen ser las que más sufren los cambios de temperatura.

Este tipo de pieles deben tener en cuenta que no todas las zonas de su cutis necesitan la misma cantidad y nivel de hidratación. Especialmente la zona T (frente, nariz y mentón) suelen ser las zonas más grasientas en las personas de piel mixta, por lo que podemos probar a aplicarnos una crema hidratante menos untuosa en esa zona y una más nutritiva para la zona de las mejillas.

cuidados piel invierno

Cuidados de la piel grasa en invierno

Si piensas que por tener la piel grasa tu piel no va a sufrir en invierno estarás cometiendo un grave error. Incluso las pieles grasas necesitan vigilar su hidratación y protección contra las bajas temperaturas.

En estos casos se hará esencial encontrar una crema hidratante especial para pieles grasas, que sea oil free y no comedogénico, para asegurarnos que no taponará nuestros poros.

Consejos generales para cuidar la piel en invierno

Además de lo visto anteriormente, debemos tener una serie de consideraciones que son válidas para todo tipo de pieles y que no deben pasarse por alto.

  • Será mejor usar maquillaje en crema durante el invierno, de esta manera os aseguráis una segunda piel cuando salgáis a la calle. Si posees piel grasa, busca en el mercado maquillajes en crema oil free.
  • No olvides la protección solar. Mucha gente piensa que los rayos del sol no afectan los días nublados y de invierno, craso error. Los rayos del sol siguen incidiendo en nuestra piel en invierno y será necesario seguir protegiéndonos de ellos. Con una protección entre el SPF 15 o el SPF 20 puede ser suficiente.
  • No abuses de la exfoliación en invierno. Aunque nunca se debe abusar de la exfoliación, sea la época que sea, pero en este caso con más motivo, ya que después de la exfoliación nuestra piel se puede sentir muy vulnerable los cambios de temperatura.
  • Y por último y no por ello menos importante, es esencial proteger adecuadamente otras partes del cuerpo como las manos. Los cambios bruscos de temperatura puede dar con sabañones y más tipos de complicaciones cutáneas que pueden evitarse con unos simples guantes.

Como veis no son muchas las recomendaciones, pero sí que son básicas e importantísimas. El cuidado de nuestra piel en invierno repercutirá en un mejor cutis en verano, y sobre todo, evitará el envejecimiento prematuro de nuestra piel.

Imágenes | Denis Malka, Inorman88
En Arrebatadora | Protege tu piel del frío

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios