Síguenos

papada

¿Papada? ¿qué es eso? por suerte, muchas personas no concen aún su significado y “por desgracia” muchas otras si lo conocen y en ocasiones provocada por enfermedades. Cuando aparece la papada y no es por ningún cuadro clínico, puede ser por cuestiones genéticas, por acumulación de grasa o por la ley de la gravedad ya que la piel va perdiendo elasticidad y tiende a caer. Como hacer ejercicio es bueno, siempre podemos recurrir a él para hacer algunos movimientos y así para disminuir la papada.

Si tu papada se ha formado por un sobrepeso, lo primero que debes hacer es perder kilos para bajar de volumen. Después de perder el exceso de volumen, es cuando hay que hacer los ejercicios para conseguir dar forma al cuello y fortalecer los músculos de toda esa zona.

Para aquellos que aún no tengan claro que es la papada, es la zona inferior del rostro, la que está bajo del mentón y conecta la barbilla con el cuello. La papada hace que la cara se haga más redonda y se pierdan las facciones que quizá antes tenías marcadas. Da la sensación de que el rostro está inflado y, a parte, no es nada sexy.

Lo ejercicios que pueden servir para mejorar la elasticidad de la piel que forma la papada y evitar al máximo posible que ésta se “descuelgue” son los siguientes:

  • Este ejercicio lo puedes hacer mientras andas, mientras estás en la oficina,... en cualquier sitio, porque consta solamente de trazar con la lengua puesta en el paladar superior, circulos que sigan el sentido de las agujas del reloj mientras mantienes la espalda recta, la boca cerrada y las mandíbulas juntas. Basta con hacer 10 repeticiones, 3 veces al día.
  • Si tienes niños pequeños supongo que este ejercicio lo harás habitualmente sin darte cuenta, pero cuando se hagan mayores tendrás que seguir repitiéndolo. El ejercicio consiste en pronunciar las cinco vocales abriendo mucho la boca, es decir, proyectándolas mucho. Con que se repita cada vocal 10 veces es suficiente.
  • Este es un ejercicio que podríamos decir que es polivalente ya que sirve para muchas cosas. Con la espalda recta y cruzada de brazos, estira el cuello hacia adelante y gira lentamente la cabeza a la derecha. Una vez has mantenido esa posición 2 segundos, vuelves a la posición inicial y giras de igual manera a la izquierda. A parte de ejercitar los músculos del cuello y de la papada, sirve para las contracturas musculares cervicales. 10 veces hacia cada lado.

Si aún así con todos estos ejercicios no obtienes resultados o tienes un problema más grave que un sobrepeso, tienes la posibilidad de hacerte una liposucción de papada, pero si puedes evitar pasar por aquí, mejor.

Más información | Web de la Belleza
En Arrebatadora | Ejercicios faciales

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios