Las causas de una piel demasiado seca

Sigue a

piel seca.jpg

Tener la piel muy seca puede deberse a diversos factores, entre ellos esta la herencia genética, que a su vez se ve influida por las dietas, el clima y los malos hábitos. Una falta de vitamina A (huevos, lácteos, hígado, verduras) y la falta de grasa en la dieta (pescado azul, semillas, frutos secos y aceites vegetales) disminuyen la grasa natural de la piel.

También influyen bastante el uso de jabones y limpiadores excesivamente agresivos, el fumar habitualmente y el sol sin la debida protección. Todo ello hace que una piel que por su naturaleza sea seca, se ponga a la larga tirante y poco elástica. Cuando hay un problema así debemos acudir a un especialista en dermatología y ponernos en sus manos. Si además ponemos de nuestra parte, nuestra piel a la larga notará una mejoría constante.

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario