Los beneficios de la arcilla (I): la arcilla verde

Sigue a

arcilla verde


Utilizada desde tiempos inmemoriables, el uso de la arcilla se ha extendido con el paso del tiempo gracias a sus grandes poderes medicinales y también estéticos.

La arcilla se forma por la descomposición de las rocas por la acción del viento y del agua por lo que es muy rica en oligoelementos y sales minerales. Dependiendo del tipo de roca puede ser de diversos colores, blanca, roja o verde cada una con distintas propiedades. En Arrebatadora te vamos a hablar de los tres tipos para que tengas claro que tipo de arcilla es la adecuada.

Hoy hablaremos de la arcilla verde, considerada como la arcilla multiusos ya que tiene tantas propiedades que no sólo nos va a servir para cuidar nuestra piel sino que también podremos utilizarla para tratar lesiones, dolencias e inflamaciones.

La arcilla verde se caracteriza por su efecto purificante y antibacteriano: limpia la piel en profundidad y produce un efecto relajante, aportando elasticidad y sensación de frescor, además contiene gran cantidad de minerales como el silicio, aluminio, hierro, calcio, magnesio, sodio y potasio entre otros.

Es ideal para utilizar en el rostro, sobre todo si tienes la piel grasa o mixta gracias a su efecto purificante. También para eliminar puntos negros y tratar los poros abiertos o pieles con tendencia acnéica. Un buen método para sacarle partido es la utilización mediante mascarillas.

Puedes comprar la mascarilla directamente para aplicarla, o si prefieres hacerlo natural 100% te aconsejo que te pases por un herbolario y consigas un paquete de arcilla verde en polvo. Tan sólo tienes que mezclar la arcilla verde con un poco de agua (preferiblemente desmineralizada y sin cloro) y remover hasta formar una pasta, aplicas en la cara y dejas reposar de 15 a 20 minutos. Luego con una esponja húmeda vas retirando la mascarilla con suavidad. ¡Ojo!, nunca utilices elementos de metal para formar la pasta o la arcilla perderá sus propiedades.

Pero como os había comentado también es efectiva para tratar lesiones o dolencias. Sin ir más lejos la he utilizado para tratarme un esguince y os puedo decir que es mano de santo. El método a seguir es el mismo que el de la mascarilla, mezclas la arcilla verde en polvo con agua y formas una pasta de unos 2 cm de espesor, aplicas sobre la zona a tratar y la tapas con una gasa, que quede bien firme asegurando el contacto con la piel. Dejas la cataplasma unas 4 horas y te puedo asegurar que el dolor y la hinchazón disminuyen.

En Arrebatadora | Los beneficios de la arcilla (II): la arcilla blanca
En Arrebatadora | Los beneficios de la arcilla (y III): la arcilla roja

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios