Síguenos

Film-hidrolipidico

Hoy llueve en pleno mes de agosto y me apetece dibujaros algo. He pillado los rotuladores a mis sobrinos y os he hecho este dibujo de la piel, una parte de ella. Voy a explicaros qué es el manto hidrolipídico de la piel y entenderéis su importancia en cosmética.

Ya que podía usar cualquier color, me he pintado la piel en marrón moreno tropical. ¡Estoy emocionada, desde pequeña que no estaba tan morena! Y el pelo que está en el folículo piloso, también. Os expliqué las capas básicas de la piel en este post por si os perdéis entre la Epidermis y la Dermis.

Glandula-sudoripara

El Film o Manto hidrolipídico es una mezcla de sebo y sudor que recubre la parte exterior de la epidermis. Por los distintos poros de la piel llegan a la superficie el sebo producido por las glándulas sebáceas y el sudor que secregan las glándulas sudoríparas.

Glandula-sebacea

En el dibujo, el sudor está representado como puntos rojos. El sebo son las cruces color violeta que se pasean por el folículo piloso: ahora podéis entender muchas cosas sobre el pelo seco o graso. Cuando llegan a la superficie de la piel, ambas secreciones se mezclan formando el film hidrolipídico. Hidro, agua; Lípido, grasa.

Sin esa protección natural es cuando empiezan los problemas de sensibilidad. Si la proporción de sebo es escasa, será una piel seca. Por el contrario, hay un exceso de sebo en la mezcla, esa piel será grasa. El equilibrio da una piel normal. Como la piel la forman un mogollón de células, habrá zonas en las que funcionen más y en otras que no lleguen a cumplir su misión: pieles mixtas, zonas deshidratadas, etc.

De la buena salud de ese manto protector natural de vuestra piel dependerá su calidad. La diferencia de utilizar un jabón cualquiera, agresivo para la piel, o uno especial para el rostro está ahí: el cuidado del equilibrio de ese manto. Si el jabón es muy fuerte, se lleva por delante todo el manto hidrolipídico y debe volver a formarse de nuevo. Mientras, la piel está sin escudo natural.

Manto-hidrolipidico

Los productos cosméticos limpiadores para el rostro respetan el film hidrolipídico (o deberían). Una buena razón para no lavar tu cara con champú o Fairy. Además están también el paso del tiempo y los agentes externos como elementos que lo dañan. Las pieles sensibles son las que tienen el manto hidrolipídico “defectuoso” y por eso tienen tantos problemas.

Os adelanto que voy a ampliar mi bloc de dibujo para explicaros más cosas sobre la piel vista por dentro.

En Mensencia | El film hidrolipídico, la ‘crema natural’ que protege tu piel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios