Sigue a Trendenciasbelleza

sobrepeso.jpg

En muchas ocasiones la alimentación diaria y el ejercicio no influye para que dejemos de coger peso, a veces hay cuestiones en las que no caemos y nos hacen coger esos kilos de más. Las personas que se dicen así mismas tengo dificultad para perder peso necesitan, además de seguir una buena dieta, seguir un estilo de vida saludable.

Hay varias razones para no poder perder peso, pero quitando los problemas médicos, los demás los podemos llamar como malos hábitos que tenemos a la hora de comer y a la hora de llevar nuestra vida diaria.

Las grasas ocultas son las llamadas grasas “trans” o grasas hidrogenadas. Son lípidos que aumentan el colesterol denominado malo y los que más nos pueden suponer un sobrepeso difícil de quitarle después con dietas. La bollería industrial, los aperitivos salados, los fritos congelados se pueden convertir en un arma oculta en nuestra dieta a seguir aunque muchos de ellos sean los llamados light.

El estrés es enemigo de una vida sana pero también de poder acumular grasas gracias a el. Nuestro cerebro cuando estamos más nerviosas produce un péptido llamado NPY (una sustancia que nos hace producir más grasa en nuestro organismo). Además ya sabemos que cuando los nervios nos atacan a muchas personas les entra unas ganas de comer difíciles de controlar.

Tener sueño y no poder dormir también nos produce hambre por ello los ejercicios para relajarnos los podemos hacer a media tarde o poco antes de irnos a la cama. El yoga, según cuentan las personas que yo conozco que lo practican, es mano de santo para poder dormir las horas necesarias.

Imagen | jschneid
En Arrebatadora | Una sobremesa larga puede echar por tierra nuestra dieta, Cronobiología, nuestro reloj interno

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario