Tres culos, tres maneras de cuidarlos

Síguenos

culo.jpg

Se van acercando las fechas más señaladas del año para lucirnos en bikini o bañador. Aunque también te digo que a veces en verano la ropa es de tela tan fina que se marcan por completo todas nuestras posaderas. Aun estás a tiempo de ejercitar la parte del cuerpo “donde la espalda pierde su nombre”, eso sí hoy nos centramos en distintas maneras de hacerlo. Tres culos, tres maneras de cuidarlos.

La flacidez, las estrías, la celulitis y la genética son síntomas que se pueden prevenir dentro de una lógica, sin embargo cuando casi todo se junta las soluciones suelen ser más radicales y casi siempre habría que pasar por un quirófano. Para evitar la flacidez y recuperar el tono muscular no hay nada mejor que el ejercicio. Pero no el ejercicio en general, los músculos del culo necesitan pasos específicos para conseguir resultados inmediatos.

  • Culo Plano. No tienen por que tener celulitis, ni estrías, pueden estar perfectos de piel, lo único que les falta es masa muscular. Un ejercicio que les viene de miedo es jugar a dar grandes zancadas, un movimiento fácil que se puede hacer a diario en casa.

Pies separados, da un gran paso hacia delante, mantén el tronco recto y vuelve a la posición inicial. Si notas que pierdes equilibrio déjate ayudar por los brazos moviéndolos a tu antojo para nivelarte, haz sesiones de 10/12 veces en cada pierna. También son muy beneficiosas las sentadillas, con las piernas separadas y los pies hacia fuera, baja hasta que el fémur quede por completo horizontal y depués levanta muy despacio.

  • Culo respingón. Si tienes el culo excesivamente subido y además con el paso de los años se va agrandando debes ejercitarle a la contraria. Este ejercicio viene fenomenal para dar cuerpo al culo pero para que ceda un poco hacia abajo, si eres constante notarás los resultados rápidamente.

Ponte en la postura del gato y levanta la pierna hacia el techo mientras que se coge aire, mantenla unos segundo arriba y bájala con lentitud hacia el suelo echando despacito el aire por la boca. Lo debes hacer unas 15/20 veces por pierna y repetirlo a lo largo de la semana en días alternos.

  • Culo caído. O no has hecho mucho ejercicio nunca o si lo has hecho lo dejaste de un día para otro. Los culos caídos recuperan muy pronto el tono muscular, sólo necesitas un poco de fuerza de voluntad y apostar por querer recuperar el culazo que tenías.

Ponte de pie y pon los brazos rectos paralelos al pecho, abre las piernas y con las rodillas ligeramente flexionadas baja el cuerpo hacia delante muy despacio. Es muy parecido a las sentadillas, la diferencia es hacerlo con el cuerpo hacia delante.

culo1.jpg

Hay muchos deportes que te ayudarán a tener el trasero ejercitado y en su sitio. El patinaje, la bici, la natación y el correr o andar a paso rápido te serán de gran ayuda si te lo tomas en serio. Estos músculos son los que más se acoplan a tus hábitos de vida diaria, y lo que es mejor tienen una memoria cortita y si los haces caso los malos momentos los olvidan enseguida.

El año pasado escríbiamos Glúteos firmes: ejercicios para un culo perfecto, si eres de las que tomó nota nos puedes comentar si notaste diferencias a corto o a largo tiempo. Cuidarse ahora para no tener que correr después es un consejo muy arrebatador ¿no crees?.

Fotos | cobblucas, ♥[¤♥Butterfly♥¤]♥

Deja un comentario

Ordenar por:

21 comentarios