Piel de japonesa

Sigue a

japonesa1.jpg


Las japonesas siempre se han caracterizado e identificado por tener una piel blanca, transparente y sin defectos, aunque también es verdad que la genética está de su lado… ¡pero espera!, si deseas tener una piel de japonesa no te vayas, hay algo más, las niponas tienen una educación cosmética y sus rituales son muy importantes.

Uno de sus rituales de belleza es el Otefuki, se calienta una toalla con vapores calientes y echan unas gotas de aceites aromáticos como el romero, lavanda o sándalo. El calor abre los poros preparando así la piel para los tratamientos posteriores y facilitando la absorción.

Para tener una piel así de maravillosa e impoluta usan un alto protector solar a diario, temen que su cutis se vea afectado por las temidas manchas, tanto que algunas se protegen con una sombrillita. Una crema solar que me gusta a mí es Ecran Protecteur Jour de Clarins, su textura es fina, nada pastosa y no te deja la cara blanca. Es perfecta porque te puedes maquillar después, además resulta genial para pasear por la ciudad.

Las niponas son grandes fans de marcas como Shiseido o Kanebo, uno de sus productos favoritos es White Lucency de Shiseido, yo tengo el serum y la crema de noche y la verdad que dan mucha luminosidad al rostro.

En el maquillaje optan por el estilo Geisha urbano, las caras blancas y perfectas como una perla, el polvo de nácar o de arroz son productos que las japonesas usan para blanquear el rostro, los labios naturales, rojos o incluso negros para contrastar con la piel, el párpado superior se perfila con eyeliner negro y un poco de máscara en las pestañas.

Pero no solo en el maquillaje está el secreto de mantener una piel así. Su alimentación también influye y mucho, ya que poseen una dieta baja en grasas, con el arroz, el pescado y la soja como base fundamental.

Ahora ya puedes sentirte más cerca de la belleza y los secretos del país del Sol naciente.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario