Lumea de Philips: fotodepilación en casa ¿sí o no?

Sigue a Trendenciasbelleza

lumea-lifestyle02.jpg

En marzo, saldrá al mercado una de las novedades de Philips para la depilación femenina. Se trata de Lumea, un aparato de fotodepilación. Me gustaría abrir con vosotras un debate sobre esta técnica y su realización en el hogar.

El año pasado, salió la primera versión de este producto al mercado, Satinlux. Se fabricaron pocas unidades para ver la reacción de las clientas e ir desarrollado un nuevo modelo con mejoras, que es el actual Lumea.

Seguro que alguna de vosotras conoce sistemas parecidos de depilación en casa, como por ejemplo el TRIA Beauty que utiliza tecnología láser, a diferencia de Lumea que es luz pulsada intensa (también presente en la estética profesional).

¿Cómo actúa la luz pulsada intensa de Lumea?


Lumea dispara flashes de esta luz que provocan calor. El pelo, que previamente hemos rasurado, actúa como conductor y ese calor llega hasta el folículo, haciendo que el pelo caiga. Este sistema hace que el crecimiento del pelo se vaya inhibiendo y que cada vez las sesiones puedan ser más espaciadas.

Es importante que el vello esté rasurado ya que la luz del dispositivo es absorbida por la melanina. Si hay mucha cantidad de melanina (el pelo está largo) podríamos quemarnos. Lo mismo ocurriría con lunares o manchas, o si estamos excesivamente bronceadas. En estos casos su uso está desaconsejado, también en el rostro. Los niveles de la intensidad de la luz se pueden adecuar según nuestro color de piel.

lumea_lado.jpg

Aunque uno pueda pensar de primeras que quema, en realidad casi no sientes nada. Yo lo he probado en la palma de la mano y sientes un pequeño flash de calor, pero nada más. En zonas con vello rasurado la sensación es un poquito más intensa pero no llega a ser dolorosa.

Seguridad en Lumea


Al ser un aparato de fotodepilación casera y no estar manejado por especialistas, sino gente como tú y como yo, Lumea debe llevar incorporados ciertos sistemas de seguridad.

Por ejemplo, el aparato no se puede disparar al aire, su cabezal tiene que estar totalmente pegado a la piel para funcionar (hay una luz que te avisa de cuándo puedes disparar). Esto hace que no sea necesario utilizar gafas especiales para su utilización. También se desconecta automáticamente si el aparato se sobrecalienta.

lumea_posterior2.jpg

¿Cuánto dura su efecto?


Las primeras cuatro o cinco sesiones hay que repetirlas cada dos semanas. La primera, con el vello rasurado, y las siguientes cuando el vello comience a crecer. Después, se espacian las sesiones, llegando a realizar una al mes, por ejemplo, para el mantenimiento de las piernas. En axilas e ingles, como el pelo es más grueso, se podrán espaciar de dos a tres semanas. Y repito, el mantenimiento, porque como dije anteriormente, Lumea inhibe el crecimiento del vello y hace que tengamos que depilarnos con menos frecuencia y no tengamos que esperar a que el vello salga del todo, pero no es un sistema de depilación definitiva.

El debate sobre la fotodepilación en casa


Lumea cuesta 499 euros y tiene una vida aproximada de 40.000 disparos, más o menos 7 años (para depilarse una pierna entera son necesarios unos 320-380 disparos). Si dividimos el precio entre esos siete años, nos sale un importe de casi 72 euros. Visto así, se ve bastante rentable el uno de una fotodepiladora en casa en comparación con los precios de las consultas de estética.

Pero ¿vosotras qué pensáis? ¿Preferís acudir a un centro especializado de confianza o por el contrario veis una inversión el poder haceros este tipo de depilación en vuestro hogar? Y voy más allá ¿preferís los métodos de depilación tradicionales para casa hasta que haya una consolidación mayor de estas nuevas tecnologías?

En Arrebatadora | Los aparatos de depilación láser también caducan

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

48 comentarios