Sigue a

Avena para la piel

Se acaba el año y yo ya estoy pensando en algunos de mis propósitos para el 2013, entre ellos que no falten en mi despensa aquellos alimentos que me ayudan a estar más guapa y más sana, aunque muchos como la avena hace tiempo que se convirtieron en imprescindibles.

Habíamos hablado de los efectos positivos de la avena sobre la piel, especialmente como calmante para pieles sensibles, en mascarilla, como exfoliante o como ingrediente principal de muchos de los cosméticos que podemos encontrar en el mercado.

Pero este cereal rico en proteínas de alto valor biológico también tiene mucho que aportar si lo incluimos en nuestra alimentación.

Avena

Beneficios de la avena

De entrada en la avena abundan las vitaminas del Grupo B, que también encontramos en la levadura de cerveza y en el germen de trigo, y contribuyen a tener un buen aspecto del cabello y de la piel.

También contiene Vitamina E, que actúa como antioxidante, y aporta un buen número de aminoácidos esenciales y minerales, entre ellos el potasio, que favorece la eliminación de líquidos (contrarresta los efectos del sodio, al igual que el aguacate o el plátano) y nos ayuda a mantener el equilibrio hídrico de nuestra piel. Y el silicio, que fortalece el sistema inmunológico, y es uno de los mejores aliados para tener una melena fuerte y un cutis bonito.

Además la avena es muy rica en fibra, por lo que regula el tránsito intestinal y proporciona hidratos de carbono de absorción lenta, que nos dan mayor sensación de saciedad y nos abastecen de energía durante más tiempo.

Avena

¿Cómo podemos consumirla?

Los copos de avena se pueden consumir solos o mezclados con otros cereales, añadiéndolos al yogur, a la leche del desayuno o incluso en ensaladas.

Podemos encontrarla como ingrediente principal en galletas, panecillos o barritas energéticas, aunque en esos casos hay que vigilar que el resto de la composición no incluya un exceso de azúcar o grasas vegetales hidrogenadas.

Si os animáis a hacer vuestras propias galletas de avena, la opción más saludable, podéis seguir la receta que nos proponen nuestros compañeros de Vitónica, fácil y muy nutritiva, ideal para los desayunos.

Otra forma sencilla de incluirla en nuestra dieta es bebiendo leche de avena, cada vez hay más marcas que la comercializan y algunas como Yosoy (mi favorita hasta ahora) no contienen más que avena y agua, proporcionando únicamente 38 calorías cada 100 ml. Su sabor es dulce y muy agradable, por lo que cuidarse resulta una delicia. ¡A mí me encanta!

¿Os animáis a probarla o ya tomáis avena con regularidad?

Fotos | The road is home | kilgarron | blair_25
En Vitónica | Betaglucanos: el ingrediente funcional de la avena
En Trendencias Belleza | La avena, perfecta para todo tipo de pieles

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios