Sigue a

Globos Flatulencia

¿Sufres el fastidioso problema de los gases? ¿Te sientes incómoda/o e irritable por este motivo? ¿Tu vientre se hincha muy a menudo haciéndote desabrochar el botón del pantalón? ¿Has pasado alguna situación embarazosa por culpa de los gases?

Si te sientes identificado/a con alguna de estas preguntas, ha llegado la hora de ponerle remedio a este incómodo problema gaseoso y nada arrebatador, que además afea nuestra silueta.

La flatulencia (gases), también llamada meteorismo es el exceso de gases acumulados en el intestino, que causan hinchazón abdominal y espasmos intestinales molestos y en algunos casos dolorosos. La aerofagia es la deglución de aire. En fin, dos cosas nada agradables.

Os voy a hablar de algunos remedios y rutinas que pueden ayudarnos a combatir el problema y sentirnos mejor: hábitos alimenticios, infusiones, medicamentos y otros trucos. Comenzaremos con lo referente a la comida.

Lo primero de todo es pararse a pensar qué alimentos o bebidas nos provocan más gases o nos fomentan digestiones más pesadas. A todos no nos sientan igual las mismas cosas, así que tómate algunos minutos para pensar sobre esto.

Luego hay disminuir el consumo de ciertos alimentos que provocan gases:

  • Bebidas con gas: Es quizá lo más obvio. Intenta no tomar refrescos carbonatados ni cerveza. Pásate a los zumos naturales o a los refrescos sin gas.
  • Legumbres: Las habas son las que provocan más gases. Y las demás, si no están bien cocinadas, también, en mayor o menor medida. Prueba a pasar los garbanzos o las lentejas por un pasapuré y disminuirás el efecto gaseoso que nos producen, sobre todo debido a los hollejos.
  • Verduras y hortalizas: La lechuga, las espinacas, la coliflor y la col son los enemigos. Intenta hacer tus ensaladas con escarola, por ejemplo, que da muchos menos gases. Evita consumir cebolla cruda.
  • Los hidratos de carbono: El pan, el arroz, la pasta y los cereales provocan gases tanto si están refinados como si no. Así que dentro de lo malo, tómalos integrales para facilitar el tránsito. Evita sobre todo el pan recién horneado, ya sé que es irresistible, pero… fatal contra los gases.
  • La leche: Hay muchas personas que sufren de gases por tener una intolerancia a la lactosa. Si observas que tus gases aumentan con la ingesta de leche, puedes acudir a tu médico para que te realice un análisis por si sufrieras de esta intolerancia alimenticia. Prueba la leche de soja o de avena, igual te gustan y sales ganando con el cambio.

Además puedes seguir estas recomendaciones en tu dieta y en tu forma de comer:

  • Hay que comer despacio y masticar bien los alimentos. Evita hablar demasiado en las comidas.
  • Toma yogures con bífidos: En el mercado hay una gran variedad, y a parte de estar buenísimos te ayudarán a hacer la digestión y a renovar la flora de los intestinos.
  • Condimenta tus comidas con aceite de oliva o de soja. Incorpora a tus guisos o ensaladas hierbas que vienen muy bien contra los gases: albahaca, perejil, comino, milenrama, orégano e hinojo. Pero no te pases con los condimentos fuertes o picantes y evita las comidas copiosas.
  • Añade más fruta a tu dieta, pero tómala pelada y cuando esté madura. Sácale partido a tu licuadora o exprimidor. Y prueba las manzanas cocidas, aparte de estar muy buenas, te calmarán.
  • Evita beber demasiado líquido en las comidas. Es mucho mejor beberlo fuera de ellas. No se te ocurra beber con pajita. Ni en porrón, botijo o similar. Se traga muchísimo aire.
  • Cocina de forma sencilla: plancha asado, vapor… Aparte de evitar los gases, disminuirás las grasas.

Ve poniéndolo en práctica. Pronto seguiremos con las recomendaciones relacionadas con las infusiones y plantas medicinales.

En Arrebatadora | Hábitos saludables para un vientre liso, Fuera barrigas, vientre liso en tiempo récord
Imagen | Flickr

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario