Sigue a Trendenciasbelleza

Zumo depurativo

A ver, que levante la mano la que no se haya excedido nada, ni un poquito, durante estas fiestas ¿Nadie? ¿Alguien por allí al fondo? Si has conseguido evitar todas las tentaciones ¡Enhorabuena! aunque por lo general en estos días la mayoría notamos retención de líquidos, la piel apagada, hinchazón en el abdomen o incluso un ligero aumento en la báscula.

Por eso en nuestro especial Propósito 2013: Estar guapa después de Navidad hoy vamos a hablar de cómo desintoxicar nuestro organismo, aportarle nutrientes y limpiar nuestros aparatos urinario y digestivo, para sentirnos mejor.

Los líquidos son nuestros amigos (con excepciones)

Si queremos depurar el cuerpo, nada mejor que beber abundante agua, que nos ayuda a eliminar, sobre todo si lo hacemos en ayunas, activar el metabolismo y devolver a nuestra piel toda la hidratación que ha ido perdiendo en estos últimos días.

Añadiendo al agua unas gotas de limón aumentaremos su efecto depurativo, ya que el ácido cítrico contribuye a limpiar el organismo, por eso otro buen aliado es un zumo de naranja en el desayuno, que además con su vitamina C nos hace producir más colágeno y prevenir el envejecimiento de la piel.

Para evitar la retención de líquidos podemos tomar infusiones diuréticas, como la cola de caballo, el té verde o el rojo, que además aceleran el metabolismo. Si aún así nos seguimos sintiendo hinchadas, las infusiones de hinojo ayudan a disolver los gases y lucir un vientre plano.

Los zumos de apio, zanahoria, pera o manzana también son muy buenas opciones, pero como las temperaturas tampoco animan mucho a tomarlos, podemos echar mano de los caldos de verduras, con los que también conseguiremos depurar e hidratarnos con pocas calorías.

Las excepciones seguro que ya las imagináis: Alcohol y refrescos es mejor dejarlos de lado durante unos días o si es inevitable, por lo menos consumirlos con mucha moderación.

Espinacas

Alimentos que nos ayudan a depurar… y otros que no

Además de en zumos, consumiendo las frutas enteras aprovecharemos toda su fibra y sus vitaminas y conseguiremos restablecer el equilibrio de nuestro cuerpo. Todas valen, pero destacan la uva y la pera, que con su alto contenido en pectina nos ayudan a eliminar toxinas.

Las verduras de hoja verde como las espinacas, los berros o la rúcula, por su contenido en clorofila son perfectas para limpiar nuestro estómago, además aportan antioxidantes y vitaminas y al igual que las frutas fortalecen nuestro sistema inmunológico, que después de tanta fiesta puede que ande un poquito decaído.

Se pueden tomar cocidas o en ensalada, aunque esta opción en invierno apetece menos, si no habéis probado la crema de rúcula os la recomiendo encarecidamente, hervida con un poco de patata, triturada y coronada con un pellizco de sésamo tostado está simplemente deliciosa.

También son muy depurativas y diuréticas las sopas de cebolla y repollo, ya que tienen enzimas específicas para purificar nuestro organismo, al igual que los rabanitos que favorecen la recuperación del equilibrio de la flora intestinal.

Debemos moderar el consumo de sal, pero podemos sustituirlo por hierbas frescas o especias como el perejil, la albahaca, el jengibre, la pimienta, el orégano etc. para evitar seguir reteniendo líquidos.

Sin olvidar que muchos alimentos preparados y algunas conservas contienen grandes cantidades de sal. En el Blog del Nutricionista de la General explican detalladamente cómo podemos localizarla. Mirando siempre en los ingredientes la cantidad de sodio, y multiplicando su valor por 2,5 obtendremos los gramos de sal de cada alimento y nos llevaremos, seguro, más de una sorpresa.

También es más adecuado optar por cereales integrales que nos aportan nutrientes y facilitan la digestión, que por productos elaborados con harinas refinadas, bollería industrial, etc. que además suelen contener grasas vegetales hidrogenadas y mucho azúcar.

Dormir

Algunas pautas a tener en cuenta

Además de lo qué comemos también es importante cómo lo cocinamos, si queremos depurar nuestro cuerpo lo mejor es consumir los alimentos frescos (verduras), al vapor, hervidos, al horno o a la plancha, evitando rebozados, frituras y preparaciones pesadas o con demasiadas salsas.

En los aliños podemos sustituir el vinagre por zumo de limón, pomelo o lima y así aprovechar sus propiedades depurativas.

Comer despacio, masticando bien cada bocado nos hará digerir mejor. Con el mismo fin, si nos sentimos hinchadas hay que ir con cuidado de no ponernos ropa o cinturones que aprieten la zona abdominal.

Retomar nuestra rutina de ejercicios, o si no la tenemos empezar a movernos (salir a caminar, subir escaleras, practicar yoga…) también nos ayudará a sentirnos mejor.

Por último con cenar ligero, unas horas antes de irnos a dormir, y regalarnos cada noche entre 7 y 8 horas de sueño, seguro que conseguimos no solo recuperarnos de estas fiestas, si no además sentirnos de maravilla.

¿Quién se anima?

Fotos | FashionToast | ccharmon
En Vitónica | Recetas que te ayudarán a depurar el organismo con salud
En Trendencias Belleza | Recetas de Frutoterapia de Michal Novotny, nutricionista de deportistas de élite

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios