Este verano ¡presume de ombligo!

Síguenos

Abdomen

Los desfiles de las colecciones primavera/verano 2013 ya nos adelantaron que durante los meses de buen tiempo enseñar nuestro ombligo será un must si queremos ir a la última. Desde Trendencias Belleza os damos unos consejos para que podáis presumir de ombligo este verano.

Ante todo, recordad que un vientre plano y tonificado no se consigue de un día para otro, así que es buena idea ponernos manos a la obra desde ya mismo e ir haciendo pequeños cambios que nos ayuden a llegar al verano preparadas para lucir ombligo.

Consejo número 1: ejercita tus abdominales… y todos tus músculos


Demasiadas veces he oído la cantinela de “si haces abdominales, la grasa de la tripa se endurece”. No, no y no. Grasa es grasa, y músculo es músculo: una cosa no se convierte en la otra por el simple hecho de que son materias diferentes. Si ejercitas tus abdominales conseguirás tener músculos fuertes y eficientes. Veremos cuáles son los mejores ejercicios para las distintas secciones del abdomen.

Sin embargo, no debes centrarte sólo en hacer abdominales: el trabajo de otro grupos musculares como las piernas o la espalda repercute, y mucho, en tu zona abdominal. Los ejercicios multiarticulares como las sentadillas o las tijeras exigen una buena estabilización del cuerpo, que parte siempre desde nuestra zona central. Si quieres un vientre plano: ¡trabaja todo tu cuerpo!

Consejo número 2: bebe al menos dos litros de agua diarios


La hidratación es uno de los puntos clave cuando hablamos de salud, y aún así sigue siendo la asignatura pendiente de muchos. Ten siempre cerca una botella de agua y ve dando pequeños tragos aunque no sientas sed. El agua nos ayuda a limpiar nuestro organismo de toxinas, y además colabora al buen funcionamiento de los distintos órganos.

A pesar de que parezca justamente lo contrario, cuanta más agua bebas, menos líquidos retendrás. Muchas veces nos sentimos hinchadas sin razón aparente, sobre todo en el vientre y en las piernas, y puede que la retención de líquidos sea la causante de este malestar. Bebe agua para deshacerte de esa retención tan molesta.

Esos dos litros de agua puedes ingerirlos a través de infusiones y caldos, pero también mediante frutas y verduras. Los zumos naturales o los batidos caseros pueden ser tus mejores aliados si te cuesta beber agua.

Consejo número 3: dale caña al cardio


Ya sea en una clase de spinning o body combat, o bien saliendo a patinar o a correr al aire libre, no descuides el trabajo cardiovascular. Intenta mantener tus pulsaciones bajo control: para que os hagáis una idea, deberíais poder mantener una conversación mientras realizáis ejercicio para estar dentro de vuestra zona quemagrasa.

Además, el ejercicio cardiovascular tiene un componente psicológico importante: saber que has hecho un esfuerzo, que has sudado y que te has cansado te da la sensación de trabajo bien hecho. La producción de endorfinas (la conocida como “hormona de la felicidad”) que tien lugar durante el ejercicio, además, te predispondrá para darlo todo en tu entrenamiento en las próximas sesiones.

Así que ya sabéis: músculos fuertes, mucha hidratación y sudar la camiseta nos permitirá llegar a este verano con un ombligo que será la envidia de todo el que nos crucemos en nuestro camino. ¿Preparadas para lucir el tipo?

En Trendencias Belleza | Abdomen en forma

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios