Sobre la calidad de los estuches de maquillaje Deborah Milano, Colección Navidad 2012, ¿regalo o autoregalo?

Sigue a

Deborah SYMPHONY-Maquillaje

Cuando alguna de vosotras me pregunta por cofres de maquillajes como éstos, tan vistosos y tentadores, siempre doy dos consejos: cuidado con la calidad y evitad los productos de vida corta. Tengo un par de la Colección de estuches de maquillaje de Deborah Milano y os los recomiendo.

Esta marca italiana tiene una relación calidad/precio envidiable. He probado algunos de sus productos y en breve os hablaré del lápiz jumbo para ojos waterproof (todo un hallazgo). Volviendo a los estuches y a los cofres, fijaos que ninguno contiene maquillaje líquido o en crema, sólo el Symphony-M (foto superior, 29 €)) tiene una máscara de pestañas.

Cofre symphony-XL Deborah

Tampoco llevan esmaltes de uñas, os comenté en una ocasión que todos estos productos tienen una fecha de caducidad corta. Pueden ser muy vistosos, esconder media docena de bandejas con todo tipo de texturas y colores. Pero si no son de calidad, a los pocos meses los productos cremosos se cuartean y hay que tirarlos. ¿Cómo los reemplazas? El estuche queda incompleto y ya no luce tanto.

Deborah Parade Color maquillaje

Así que mi consejo es que los escojas los que contienen una combinación que vaya a durar un tiempo parecido. No habrá agujeros que suplir ni productos que tirar sin usar. La segunda foto corresponde al cofre Symphony-XL (35 €), tiene un espejo panorámico muy práctico. Ambos modelos Symphony miden 14×14 cm. una vez cerrados, y cierran perfectamente bien.

Case maquillaje Deborah Vanity Secret

Los estuches más pequeños son el Parade Color y el Vanity Secret. El primero, el de la tapa floreada, mide 10×10 cm. y tiene un precio de 18 €. Existe en blanco y en fucsia, dos combinaciones interiores a elegir. El inconveniente es que el estampado de la caja es una tela, si no se va con cuidado y se mancha, será difícil de limpiar.

El modelo Vanity Secret es un pelín más grande, 12×12 cm., ambos muy prácticos para llevar de viaje. También disponible en dos versiones, el acabado charol del estuche en un rojo vivo y otro más granate. Aunque cuesta 25 € os lo aconsejo en comparación al anterior por dos razones: el surtido interior contiene brillos de labios y el material plastificado del estuche se puede lavar perfectamente con un trapo húmedo. El cierre es imantado.

Todos se presentan en una caja de cartón decorado con la fotografía del interior de cada uno. Son vistosas, divertidas y alegres. ¿Habéis probado algún producto de esta marca?

Más información | Deborah Milano
En Trendencias Belleza | Yves Rocher Grand Pallete, maletín con tres niveles de sombras, gloss y coloretes

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios