Sigue a

Las capas básicas de la piel

Conocer las tres capas básicas de la piel cuando hablamos de cosmética es como aprender el alfabeto si te pones a estudiar un nuevo idioma. Te va a ayudar a entender muchas cosas y a saber dónde empieza el problema o hasta donde llega un producto.

La piel es un órgano, como lo es el corazón o el hígado. Es el órgano más grande de nuestro organismo en cuanto a extensión: recubre todo el cuerpo. Sus tres capas básicas son: Epidermis, Dermis e Hipodermis. En cosmética en realidad lo simplificamos en dos: epidermis y dermis, primera capa y capa profunda.

Las separan la capa basal, esa linea serpenteante de color rojo que diferencia en el cuarto superior la parte rosa oscuro del rosa pastel. Lo que pasa a un lado y otro de esa linea fronteriza selectiva afecta al estado de la piel y a su calidad visible.

En esta especie de esquema interno podeis haceros una idea de dónde están las glánduras de sebo y sudor, las fibras de colágeno y elastina, hasta dónde llega el pelo, etc.

Cuando leeis en las cajas de productos hidratantes “hidratación de las capas superficiales de la piel” significa que la hidratación se queda al límite exterior de la epidermis. En cambio, cuando usais cosmética de acción profunda, mirad la diferencia de distancia a la que llegan los activos: a la dermis.

En próximos posts, voy a utilizar este dibujo histológico para explicaros cosas interesantes sobre la piel: hasta dónde llega el serum, porqué tenemos manchas oscuras en la piel debidas al sol o qué es la capa córnea. ¿Os apetece?.

Foto | Wikipedia
En Arrebatadora | ¿Qué son los péptidos?
En Mensencia | El film hidrolipídico, la ‘crema natural’ que protege tu piel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios