Sigue a Trendenciasbelleza

fruta.jpg

Ya estamos acabando el primer mes del año, pero seguro que hace pocas semanas muchas de nosotras se propuso hacer en este año cambios saludables en nuestra vida cotidiana y en concreto en todo lo que tenga que ver con el ejercicio y la dieta. Este especial va dedicado a todas la personas que se lo han propuesto y a las que todavía están a tiempo de hacerlo.

Mantenernos en el peso adecuado conlleva con hacer un poco de ejercicio físico diario y una alimentación equilibrada, pero tienes que ser constante y llevar unos hábitos o reglas con control. Muchas veces nos preguntamos que es llevar una alimentación equilibrada, pues no hay una respuesta genérica y lo que va bien para unas personas a otras no les funcionará.

Una alimentación sana y completa es aquella que es equilibrada, que se adapta a las necesidades de cada persona para conseguir un óptimo estado de salud y que sea variada para no cansar a nuestro organismo y tener antojos alternativos.

Una dieta para que sea apta para perder peso, o por el contrario para perderlo o mantenerse con el que ya tenemos debe proporcionar al organismo hidratos de carbono (pan, patatas, cereales, legumbres), proteínas (carnes y pescado, lácteos, huevos) y grasa (aceite). No dejando de lado nunca el tomar suficiente cantidad de agua, fibra, vitaminas y minerales. Las dietas se adaptan a lo que tu quieres conseguir, controlando las cantidades y los pesos según los objetivos que se tengan.

helado.jpg

Hábitos saludables:

  • Debes ingerir en tu alimentación calorias similares a las que gastes al día. Nunca es lo mismo estar en un trabajo sentada durante al menos seis horas al día que estar trabajando andando por la calle o tener una jornada laboral muy movida.
  • Nunca hay que dejar de lado alimentos que tu consideres que te incrementan el peso (chocolate, dulces, fritos, etc), lo importante es tomarlos en su justa medida. Una croqueta no engorda, media docena si te puede alterar el día respecto a las calorías ingeridas. Pero similar será ese exceso si te tomas cuatro o seis barritas de cereales aptas para las dietas.
  • Llevar una dieta no significa pasar hambre y mucho menos ayunar en el desayuno o en la cena. Nuestro cuerpo es sabio, si no les das lo que necesita lo producirá por su cuenta.
  • Los alimentos que te ayudan a no tener hambre y a conseguir que tu dieta sea variada se consigue alternando todo los días verduras, frutas, hortalizas, cereales y legumbres. Las dietas repetitivas de muy pocos alimentos te llevarán a tener siempre hambre y te pueden llevar a querer comer más de la cuenta.
  • Caminar, caminar y caminar, nos nos cansamos de recomendarlo. Andar para ir al trabajo o bajarse del autobús dos paradas antes de la habitual es muy bueno para tu organismo en general. Si además estás a dieta ya sea para bajar el peso o para ganarlo el andar te ayudará en las dos tareas. Si añadimos, por ejemplo, que tengas alto el colesterol o los triglecéridos con más razón aún hay que caminar.

Sinceramente también es uno de mis objetivos este año y para serte sincera no es la primera vez que me lo propongo, pero este año sí o sí, nunca es tarde si a la larga ves resultados que te beneficieran por completo en tu vida diaria. Cualquier comentario para compartir experiencias será bienvenido, ¿te animas?.

Imágenes | Martin LaBar, incurable_hippie
En Vitónica | Consejos para un picoteo sano
En Arrebatadora | Año nuevo, vida sana (II),Truco para beber los 1,5 litros de agua diarios

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios