Sigue a Trendenciasbelleza

arandanos.jpg

Los arándanos son una pequeña fruta del bosque de intenso y exquisito sabor y excelentes propiedades para nuestra salud. Yo los descubrí al recetármelos el médico para combatir infecciones tales como la cistitis.

Crudos, en zumo o en cápsulas, sus propiedades son muy beneficiosas para nuestro organismo, sobre todo porque tienen un alto poder antioxidante. Esto quiere decir que neutralizan la acción de los radicales libres, responsables, entre otras cosas, del envejecimiento.

Poseen un alto contenido en vitamina C. Esto significa que refuerza nuestro sistema inmunológico y facilita la absorción del hierro, por lo que también está muy indicado en casos de anemia ferropénica.

Pero sus propiedades no acaban ahí. También cuentan con un alto contenido en fibra, así que si los consumes de forma habitual, reducirás el estreñimiento. Y además, tienen propiedades que mejoran la circulación periférica y refuerzan los capilares.

Los arándanos y el tracto urinario

En cuanto a la cistitis, la variedad que mejor la combate es la de los arándanos rojos, que es la que más propiedades antisépticas y antibióticas tiene en relación a los gérmenes de las vías urinarias. Una de esas sustancias se llama ácido quínico, que contribuye además a evitar que se formen cálculos en el riñón.

A mí me recomendaron tanto el zumo de arándanos, que aparte de beneficioso es exquisito, como las cápsulas. El zumo, ya os digo, es genial, pero tiene como inconveniente el precio (más o menos 3,50 euros la botella de 75 centilitros) y que no se encuentra fácilmente en los supermercados.

Las cápsulas tampoco son baratas (alrededor de 22 euros el frasco de 100), pero las puedes encontrar en la farmacia (sin receta) o en algunos herbolarios. Este es el producto que yo tomo:

carnberru-natures-way.jpg

Pese a que la etiqueta recomiendan que tomes dos cápsulas en cada comida, el médico me recomendó que tomara dos cápsulas en el desayuno y en la cena. Los resultados son muy buenos, tanto para prevenir la cistitis como para ayudar al tránsito intestinal. La pena es que al tomar las cápsulas no puedes disfrutar del gran sabor de esta fruta del bosque.

Si tenéis a mano a alguien que sepa hacer mermeladas caseras, os recomiendo que os prepare una de arándanos, es genial. Y acompañando a una tosta de paté, el contraste es genial, un manjar.

Imagen de portada | bcmom en Flickr
En Vitónica | Remedios naturales contra la cistitis, los arándanos rojos
En DIrecto al Paladar | Los arándanos podrían prevenir el cáncer intestinal , Los arándanos podrían aliviar enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer
En Arrebatadora | Alimentos imprescindibles (II), Un poco de limón, Aceite de onagra contra el síndrome premenstrual y los granitos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios