Síguenos

Glúteos-bikini

Poco a poco se acerca el buen tiempo, y todas queremos estar perfectas para lucir minifaldas, shorts y vestidos. Con unos sencillos ejercicios, como la sentadilla, podremos presumir de unos glúteos de cine esta primavera.

Todas sabemos que un buen tipo no se basa en una talla de pantalón, sino en tener un cuerpo proporcionado y unos músculos tonificados: tenerlo “todo en su sitio”. La sentadilla y sus variaciones nos ayudarán a tener un trasero con forma y unos cuádriceps perfectos.

La ejecución


La sentadilla o squat es un ejercicio que podéis comenzar a hacer en vuestra casa con vuestro propio peso corporal. Partimos de la posición de pie, con los pies paralelos, las piernas abiertas a la anchura de las caderas y las rodillas ligeramente flexionadas.

Desde esta posición, flexionamos las rodillas y bajamos hasta que formen un ángulo de 90 grados. La espalda debe mantenerse recta, y las rodillas nunca deben sobrepasar las puntas de nuestros pies.

Cuando llegamos al final del ejercicio, volvemos a subir hasta recuperar la posición de inicio. Recordad mantener la mirada al frente, con el cuello alineado con la espalda.

Las variantes


La sentadilla tiene muchas variantes, dependiendo del grado de dificultad que le queramos dar. Podéis realizarla con o sin carga: el peso se coloca con una barra cargada con discos sobre la parte alta de la espalda.

También podéis bajar hasta quedaros en cuclillas (sentadilla profunda) para incidir más en la zona del glúteo.

Para ayudaros en la bajada, podéis utilizar un fitball o pelota suiza y apoyarla en una pared: rodad con la pelota al bajar hasta llegar a la flexión de 90 grados de las rodillas, y volved a subir.

Cuatro series de quince repeticiones, tres días a la semana, pueden ser una buena ayuda para lucir trasero este verano. ¿Os animáis?

Imagen | Flicker Vox Efx
Vídeo | Passion for Profession
En Trendencias Belleza | Ejercicios para fortalecer los glúteos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios