Sigue a Trendenciasbelleza

Polvos-iluminadores


Estos últimos días entre los comentarios que nos dejáis, han surgido muchas cuestiones sobre los polvos iluminadores. Por ello, qué menos que dedicar un post a algunos de estos productos y de qué forma aplicarlos para sacar el máximo partido a un producto que nos va a aportar mucha luz y con el que conseguiremos estar resplandecientes.

Así que dediquemos unas cuantas líneas a los polvos iluminadores, seguro que cuando los empecéis a usar no podréis dejarlos.

Eligiendo Polvos iluminadores

polvos iluminadores de sephora
Ya sabéis, y si no es así os lo cuento, los iluminadores los podemos encontrar en crema tipo lápiz, en crema y también en polvos. Ahora nos encargaremos exclusivamente de estos últimos, que pueden venir bien compactos o sueltos y lo que aportan es brillo. Bien es cierto, que hay algunos tienen también un punto de color, como en tonos rosas o los que tiran más hacia el dorado. El mercado nos ofrece muchas posibilidades.

La primera vez que me topé con unos polvos de este tipo fue gracias a mi hermana que se había comprado unos de Dior que eran totalmente fantásticos. Sin embargo, por aquella época (ahora ya no) era de las que se lo aplicaba por toda la cara consiguiendo un resultado bastante espantoso porque le brillaba el rostro una barbaridad. Luego ya veremos cómo aplicarlos de la mejor forma posible, pero una vez más es a gusto de cada uno, a ella le encantaba ese efecto y por mí perfecto.

Así que decidí hacerme con los míos. Por aquella época no me podía permitir los de Dior porque costaban más de 40 €, por lo que me compré los polvos iluminadores de Sephora en rosa, que además de iluminar con sus pigmentos brillantes, también me daba un toque de color muy sutil. No me acabaron de convencer demasiado porque no era un brillo tan uniforme como el que buscaba. Así que seguí probando entre ellos una edición limitada del año pasado de Kiko que me gustó muchísmo, pero como ya no los fabrican me he seguido buscando la vida.

Polvos-iluminadores

Los tenemos de todos los precios y marcas. Entre los de alta gama, llevo mucho queriendo los Meteoritos de Guerlain, un clásico al que todo el mundo pone por las nubes, pero que son un poco caros. De los que veis ahí, he probado los de Dior. Son muy buenos polvos iluminadores porque realmente aportan mucha luz, eso sí, brillan muchísimo, hay que tener mucho cuidado de no darse más que un toque porque es una pasada los brillos que te da. Cumplen su función, pero demasiado, para la noche bien, pero para los días de diario que sólo quieres ese toque de “buena cara” es demasiado.

Polvos-iluminadores
Entre los de gama más accesible, los de Mac (que ya superan los 30 €) que también los he probado y son muy buenos también, tienen un brillo que realmente cautiva. Los podemos encontrar, por ejemplo, en Bobbi Brown en diferentes formatos. Y luego más asequibles todavía los de Yves Rocher que vienen en formato también de meteoritos y que el otro día me compré, pero que no aportan tanta luz como cabría esperar, un ligerísimo brillo pero muy poco, aunque por unos 7€ que me costaron tampoco están tan mal. Como ya os dije, tengo ganas de probar los de la edición navideña de Kiko, a ver qué se puede esperar.

chanel-joues-contraste
Aunque otra buena opción, es la de los colorete que ya incorporan iluminadores para tenerlo todo en uno, ahorrar tiempo de aplicación y espacio. Un ejemplo muy claro es este de Chanel que debe ser buenísimo.

¿Cómo aplicar los polvos iluminadores?

Polvos-iluminadores
Para empezar, no hay que hacer como mi hermana de echárselos por toda la cara, es un error garrafal. Los polvos iluminadores hay que aplicarlos en los puntos de luz de nuestro rostro. De esta forma lo aplicaremos en la zona alta de las mejillas , aunque yo también me lo hecho en las manzanitas para que cuando sonría, mi rostro tenga mucha luz.

Por otra parte, lo suyo es aplicarlo en la zona de la frente hacia la nariz y un punto en la barbilla. De esta forma tendremos un brillo controlado en la cara que nos quedará fantástico y ganaremos en el “efecto buena cara” que muchas perseguimos.

Como truquillo personal, y dado que yo no suelo usar sombras de ojos salvo algún día de fin de semana u ocasión muy especial. Con la misma brocha de polvos con la que me los doy por la cara, cojo un poco más de producto y me lo hecho en los párpados, sobre todo en la zona del arco de la ceja para que me iluminen también un poco los ojos. Pero vamos que esto ya es por no darme sombras, un truco de la abuela.

Desde luego os puedo asegurar que siempre he sido fan de la cara mate, sin brillos, pero en cuanto me puse a utilizar estos polvos fue un antes y un después que os recomiendo.

Y vosotras, ¿qué opináis de los polvos iluminadores?

Fotos | The Blonde Salad y Vivaluxury
En Trendencias Belleza | Eligiendo colorete, ¿cuál nos favorece más?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

22 comentarios