Sigue a Trendenciasbelleza

face-mask

¿Cuál es la mejor manera de retirar una mascarilla de la cara? Seguro que os habéis hecho esa pregunta alguna vez, sobre todo si habéis tenido problemas para retirarla completamente. En primer lugar tendríamos que decir que depende del tipo de mascarillas. Hay algunas que se secan sobre la piel inmediatamente y por tanto son más difíciles de despegar, y hay otras que quedan más húmedas.

También hay las llamadas peel-off, que son las que se despegan como una lámina de la cara, que suelen dejarla pegajosa y con restos por todas partes-no son mis favoritas como creo que podéis notar. Hay diversos métodos para dejar la cara completamente limpia de producto sin que cueste demasiado, hoy vamos a comentarlos.

Se puede retirar una mascarilla simplemente con las manos y agua, pero es bastante difícil, así que lo ideal es utilizar una esponjita pequeña, redondeada, de las que venden en cualquier supermercado. Aún así hay que enjuagarlas después muy bien y son más recomendables para mascarillas que se secan (por ejemplo las astrigentes o purificantes para piel grasa).

Si son mascarillas hidratantes se pueden retirar con un tissue, ya que el resto pequeño que pueda quedar sobre la piel se absorbe y sirve de hidratante. De hecho estas mascarillas suelen recomendarlo en su prospecto. Si por el contrario usáis una mascarilla que quede bastante húmeda al finalizar los 10 o 15 minutos de rigor, la cosa se pone más complicada.

Es lo que me ocurre a mí con la que uso de Guinot, que es un producto maravilloso pero que cuesta retirar. Yo uso una toalla pequeña que sólo tengo para dicho cometido. Con la toalla seca la paso por la cara y retiro todo el producto. Por supuesto la toallita queda muy sucia y hay que lavarla adecuadamente, además de utilizarla sólo para esto. Hay que enjuagar la cara después. Y vosotras ¿qué método usáis?

Imagen | JesusPresley
En Arrebatadora | Especial mascarillas caseras

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios