Precocinados, bollería industrial y otros amigos de la celulitis

Sigue a

Bollería industrial

Reducir la celulitis no es tarea fácil. Factores tan típicamente femeninos como la acumulación de grasa, la retención de líquidos o los desarreglos hormonales hacen que se instale en nalgas y muslos de mujeres de todos los pesos y tallas, aunque también influyen algunos de nuestros hábitos alimentarios.

La tan temida piel de naranja no es más que una acumulación de grasa, agua y toxinas en el tejido adiposo, un órgano de almacenamiento y secreción que se encuentra repartido en varias partes del cuerpo. Estos nódulos de grasa modifican la apariencia de la superficie de la piel formando los típicos hoyuelos que delatan la celulitis.

¿Qué factores alimentarios influyen para que esto ocurra? El exceso de sal que provoca retención de líquidos y el abuso de grasas y azúcares que favorecen el aumento de peso y la aparición de toxinas.

Siempre podemos encontrar excepciones, pero la mayoría de los alimentos precocinados a parte de aportar muy pocos nutrientes, se caracterizan por un exceso de sal (utilizada en mayor parte como conservante), grasas saturadas y un alto aporte calórico.

Fast food refresco cola

Cuando no tenemos tiempo de cocinar es más saludable preparar un bocadillo con pan integral, alguna hortaliza, verdura y proteína que recurrir a los platos preparados. Se suele asociar la comida sana a largas y pesadas elaboraciones pero puedo asegurar que tardo casi lo mismo en tener lista una ensalada completa (con legumbres, frutos secos, cereales etc.) que en calentar una lasaña al microondas.

Lo mismo que con los precocinados ocurre con la comida rápida, también conocida como comida basura, que al aporte extra de sodio, calorías y grasas suma los azúcares simples de los refrescos que suelen acompañar estos menús y que también favorecen el aumento de celulitis.

Si además elegimos refrescos con cafeína o tomamos al día muchos cafés agravaremos el problema ya que al igual que el tabaco produce vasoconstricción, ralentizando la circulación de la sangre y dificultando la oxigenación de los tejidos. Otras bebidas a evitar son las alcohólicas que nos hacen retener líquido y aportan calorías vacías que contribuyen a engordar.

Tampoco podemos olvidarnos de la bollería industrial, o más bien sí ¡Debemos olvidarnos de la bollería industrial! que con su alto contenido en azúcares, grasas hidrogenadas, harinas refinadas y sal, produce todos los efectos negativos de los alimentos anteriores en apenas cuatro bocados. Porque… ¿Alguien ha conseguido que un donut le dure más de 30 segundos alguna vez?.

Momento confesiones aparte, si de verdad queremos acabar con la celulitis hay que reducir al máximo el consumo de todos estos productos, y si finalmente conseguimos eliminarlos al completo de nuestro día a día mucho mejor. Yo soy la primera que sé que no es fácil, pero comprobar como pasan los años y que en lugar de ir acumulando más grasa en nalgas y piernas cada vez tengo menos, me anima a resistir la tentación cuando se presenta.

Foto | The Blonde Salad | The cherry blossom girl
En Vitónica | Celulitis, combátela con una alimentación adecuada
En Trendencias Belleza | Los mejores ejercicios contra la celulitis

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios